Adentrarse en la historia es como vivirla.

Por Andy Duardo Martín.
Vivir aferrado a la historia para describirla y compartirla suele ser la razón que anima a muchas personas de este mundo. Ellos son los historiadores, los que sin poseer máquinas del tiempo son capaces de ir al pasado, recorrer huellas indelebles y llegar al presente para convertir en perdurables las memorias que suelen ser tremendas, increíbles a veces, pero sobre todo, necesarias.

Ellos conocen los sueños que quizás animaron a otros en el pasado y a ese tránsito enriquecedor entregan también sus sueños. Algunos les llaman apasionados, yo los prefiero en el rol de imprescindibles.

Por eso, estar frente a frente a Abilio González González, es acercarnos a un febril defensor de la historia güinera. Investigaciones múltiples, conferencias, ponencias, eventos, llenan la vida de Abilio. Pudiéramos intercambiar acerca de cualquiera de sus fértiles indagaciones, pero hay una que por estos días gana realce: “San Cristóbal de La Habana en el Sur: análisis histórico geográfico de su localización”.

PERIODISTA: ¿Por qué se decide a hurgar en este hecho de carácter fundacional?
ABIBILIO GONZALEZ: En mis estudios de la historia de Güines me percato que era imposible dirigirnos a los orígenes de nuestra región sin estudiar este hecho que forma parte de los inicios del poblamiento de esta zona geográfica, y cuando estudiamos la conquista y colonización de su territorio, nos dimos cuenta de este hecho, que ha promovido muchas contradicciones, en trabajos investigativos de diversos autores.

Entre los métodos utilizados sobresalen el fichaje de todos los argumentos expresados por autores sobre el hecho histórico desde el siglo XV hasta la contemporaneidad, se sistematizaron todos los elementos geográficos aparecidos en fuentes pasivas y los aportes de los Doctores Hortensia Pichardo, Antonio Núñez Jiménez, Manuel Rivero de La Calle y Eusebio Leal Spengler.

Además, se ficharon múltiples cartas geotopográficas, así como fotos aéreas y satelitales. Se realizaron expediciones a la zona, excavaciones, estudios del paleocauce del Río Mayabeque, se constataron los apellidos de los vecinos de la zona.

P: ¿Qué elementos esenciales se hacen públicos tras la investigación?
A: Hay autores que ubican a San Cristóbal de La Habana en San Cristóbal, provincia de Pinar del Río, otros prosiguen vinculándola con Batabanó y también están aquellos, que sin tener en cuenta las divisiones político administrativas de diferentes momentos, provocan confusiones, planteando de forma radical que se estableció al Sur de Güines, sin tener en cuenta que la zona pertenece al actual municipio de Melena del Sur.

También se hace público la necesidad de llegar a un consenso, pues se trata de un enigma histórico que no se acababa de despejar, en ello radica, precisamente, la necesidad de profundizar en el asunto.

El lugar exacto donde se asentó inicialmente San Cristóbal de La Habana es difícil de definir porque se trataba de un lugar pequeño con efímera estancia, ( 4 o 5 años de existencia) y además, el estudio no ha aportado suficientes evidencias arqueológicas, entre otras razones por no contar con toda la técnica necesaria disponible para estos casos.

P:¿Qué han expresado otros investigadores de la propuesta actual?
A:Los investigadores concuerdan con la ubicación geográfica que damos al lugar primigenio. Los métodos que se utilizaron y continuarán empleándose se sustentan en los estudios de las ciencias naturales y sociales.

Consideran que se ha dado un gran paso para dilucidar la problemática, muy vinculada a la historia de la nación cubana y de las provincias habaneras.

P:La más reciente defensa de la investigación tuvo por escenario el Gabinete de Arqueología de la Oficina del Historiador de Ciudad de La Habana. ¿Qué aconteció allí?
A: Asistieron un gran número de especialistas, entre ellos, Roger Arrazcaeta, director del Gabinete, el Doctor César García del Pino y sus similares Sarah Interián Pérez y Ricardo Álvarez Portal, entre otros investigadores.

Interián y Álvarez son especialistas de alto nivel en las ramas geográficas y de hecho son coautores del estudio.

El auditorio se mostró muy interesado en los argumentos y convocaron a seguir indagando en torno a las evidencias materiales.

“La historia es el amor a la vida y a mi pueblo, el respeto a los mambises, a historiadores locales, a mi tío Francisco González, el recuerdo de muchos que han caído, eso para mi es la historia”. Así piensa Abilio González, un hombre que ha dedicado gran parte de su vida a descubrir y estudiar la historia y los encantos de su pueblo natal, el Güines que ama.

Con Abilio pude haber conversado mucho más, tanto como la historia lo permita, por eso he tratado de resumir en esta sección de Güinesmío, una de las aristas que matizan el quehacer investigativo de quien concuerda en que adentrarse en la historia es como vivirla. Por eso a Abilio González González aún le quedan muchas historias para ser contadas.
02/11/2009 22:30 mayabeque #.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



contador de visitas
Contador de visitas
diseño Web precio

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Adentrarse en la historia es como vivirla. | Your SEO optimized title
Facebook Twitter Google +1     Admin
page contents

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris