La agricultura ecológica es el camino.

Por Andy Duardo Martín

Mayabeque es de las provincias del país que ejecuta el desarrollo agrario municipal sobre la base de prácticas agroecológicas sostenibles, a fin de cosechar productos sanos, sin dañar la biodiversidad. Se trata de un gran reto por lo que representa ese sector en la economía del territorio.


Hablo de un modo viable de explotar consecuentemente  a la madre tierra y al mismo tiempo protegerla, en tanto empeño dentro del reordenamiento de nuestra economía.

El asunto abarca múltiples aristas: las necesidades de la población, producir más con los recursos con que se cuenta, sin depender de incrementos de combustibles ni fertilizantes; emplear recursos de mínimo costo, como la tracción animal, medios biológicos y fertilizantes orgánicos que consoliden los objetivos del programa.

La campaña de frío en Mayabeque incrementa las hectáreas de viandas, hortalizas y granos y el sistema de sanidad prevaleciente es capaz de garantizar el control del uso de productos químicos en los cultivos. Productos como  la yuca, el boniato, el plátano, maíz y col pueden prescindir del empleo de componentes, ahora con mayor calidad y con un ahorro de recursos para el país.

A estos esfuerzos se deben sumar todos los productores estatales e individuales. Los centros Reproductores de Entomófagos y Entomopatógenos  de la provincia  mantienen una producción estable, que si bien no responde  al ciento por ciento de las necesidades, tampoco es aprovecha al máximo por quienes labran la tierra.

El logro de una agricultura ecológica no puede soslayar el uso de medios biológicos y fertilizantes orgánicos en función del  control de plagas y de enfermedades que dañan las plantaciones. Su eficacia está probada contra el picudo del plátano, la polilla de la col, el cogollero del tabaco, el tetuán del boniato, entre otras plagas.

En Mayabeque también se incentiva la crianza artificial de lombriz, cuyo humus es de alto valor para la fertilización orgánica de hortalizas, tabaco, flores y frutales. Aunque en menor medida en comparación con años precedentes la “cachaza” (residual de la caña de azúcar), el estiércol animal y otras materias, completan el arsenal biológico de la provincia para dotar a su población de alimentos naturales.

Entonces, si somos de las provincias del país seleccionadas para ejecutar el desarrollo agrario municipal sobre la base de prácticas agroecológicas sostenibles, se hace urgente responder a esos esfuerzos y los recursos financieros y materiales que se entregan.

Asumir esta opción denota un actuar inteligente, atemperado a las investigaciones más recientes en este campo. Fortaleceríamos además nuestra posición en un planeta, que debido al actuar irresponsable del propio ser humano, se debate entre la vida y la muerte.

02/11/2011 23:15 mayabeque #. En Primera Persona

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



contador de visitas
Contador de visitas
diseño Web precio

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
La agricultura ecológica es el camino. | Your SEO optimized title
Facebook Twitter Google +1     Admin
page contents

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris