No transitemos con nuestro enemigo.

Por  Andy Duardo Martín.

El número de personas lesionadas o que perdieron la vida en  Mayabeque por no respetar las leyes de tránsito en los primeros ocho meses del año se incrementó, la cifra  de perjuicios individuales y económico superó a la de igual etapa del año dos mil 10, de hecho nuestra provincia clasifica como una de las de mayor accidentabilidad en el país.

Una mirada a las causas  me permite asegurar que son las mismas de años anteriores, solo que ahora  las resultantes conducen a mayor preocupación.

La falta de atención al vehículo, el irrespeto al derecho a la vía, el exceso de velocidad y el consumo de bebidas alcohólicas constituyen el principal origen de los accidentes, aunque también añado el mal estado de las vías y la carencia de medios de transporte, una realidad que conduce a que muchas veces los vehículos o automóviles excedan sus capacidades.

La Organización Mundial de la salud ha definido como epidemia a los crecientes muertes y lesionados  por accidentes de tránsito. El costo asciende a la terrible cifra de unos 518 millones de personas, datos, sin dudas, alarmantes, que llaman a la reflexión, sobre todo  a los choferes y peatones  de nuestra provincia, incluida, como ya dije, entre las de mayor accidentabilidad en el país.

El asunto requiere de una atención sistemática y permanente. Estoy de acuerdo con los que afirman que se trata de un problema multifactorial; pero, a mi juicio, la responsabilidad individual es determinante.

Si hay disciplina, si hay una real conciencia por cumplimentar lo establecido en las regulaciones del tránsito, existe un alto porcentaje para que no acontezcan males de este tipo.

A partir de esta preocupante realidad, existe la iniciativa de llevar el tema de la seguridad vial a la familia, a la escuela, a toda la comunidad. Me parece una excelente idea.

Y es excelente porque necesitamos que nuestros niños incorporen una correcta educación vial con toda la minuciosidad y sistematicidad que ello conlleva. Pero eso es válido igualmente para nuestros jóvenes, para los adultos, para los abuelos, para todos. Necesitamos formar y desarrollar fuertemente una adecuada cultura vial.

Otro datos de la Organización Mundial de la Salud indica que para el año dos mil 20 los accidentes de vehículos en el mundo podrían situarse  en el tercer lugar de las causas de muerte y discapacidades.

Entonces en nuestra provincia  urgen decisiones  que frenen las perdidas humanas y materiales como resultante de la irresponsabilidad en la vía. Seguro estoy que podemos cambiar la situación actual, necesitamos cambiarla. El respeto  a la vida  está a nuestro alcance, en cada uno de nosotros.

02/11/2011 23:17 mayabeque #. En Primera Persona

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



contador de visitas
Contador de visitas
diseño Web precio

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
No transitemos con nuestro enemigo. | Your SEO optimized title
Facebook Twitter Google +1     Admin
page contents

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris