Los golpes bajos que sufre la economía (I) (Fotos)

20150906021848-casas2.jpg

Fue en el año 2008 cuando la madre naturaleza convirtió en zona de desastre a la playa El Rosario. El agua penetró tierra adentro y después volvió a su lugar arrasando con todo. Hubo que evacuar al ciento por ciento de los ciudadanos que allí vivían.

La decisión final, sacar de esa zona de alto peligro todo el personal y construirles sus viviendas en la zona de Bizarrón, a partir de un donotivo de amigos de Cuba.


Año 2015, ocho años después, el cumplimiento del propósito se resume en la terminación de 24 viviendas de unas cien, algunas de ellas con series problemas de calidad, fracturas en los arquitrabes y filtraciones en techos y paredes, que generan justificados disgustos y planteamientos de quienes habitan esas moradas.
Pasó tanto tiempo que la carpintería de madera cedió y hubo que cambiarla por plástica. Todas estas irregularidades condujeron a que el donativo se acabara , fue entonces que el gobierno local tuvo que ayudar desde la óptica monetaria fuera de plan y la inversión inicial creció, mientras los gastos generales sobrepasaron lo previsto.

Este año llegó con la propuesta de entregar 12 viviendas. hasta el segundo trimestre  todo se comportó de forma favorable y se entregaron 6, pero otra huracán, este subjetivo, volvió a paralizar las obras, una mala ejecución del pozo de filtración hizo que este colapsara y con ello la amenaza para la salud que significa el vertimiento de residuales hacia la zona residencial.

Otra vez, tiempo, esfuerzo y dinero perdidos. La esperanza de abandonar el albergue quedó trunca de momento para quienes aún permanecen en ese tipo de instalaciones. Revertir la situación implica nuevos gastos, días de pérdidas y otra espera de 3 meses, según los especialistas.

Han pasado siete años desde que se comenzaron a construir las viviendas. Más de dos mil 500 días que llevan implícito todo cuanto no se debe hacer en materia de construcción y de cómo ocasionarle daño a una economía ya resentida.

Demora prolongada, falta de calidad en la terminación de las obras, gastos financieros extras, lógico disgusto de los afectados, la intención de poner fin a los problemas y entregar en el dos mil 15 los inmuebles planificados, esas son las realidades y los objetivos que hoy matizan el programa de construcción de viviendas destinadas a los ciudadanos que residían en la playa El Rosario de Güines.

Ojalá al cierre de diciembre podamos decir que los males de hoy pasaron a ser cosa del pasado. En ello está en juego la responsabilidad, la exigencia y la capacidad de hacer de quienes responden por erradicar definitivamente las irregularidades, de esa forma cesará el desgaste económico y se dará paso, sobre todas las cosas, al bienestar ciudadano.

 

                                                                                      La evacuación fue rápida.

  

  

                                                                                     Resultado de la agresivdad del mar.

11/04/2015 19:20 mayabeque #. En Primera Persona

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



contador de visitas
Contador de visitas
diseño Web precio

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Los golpes bajos que sufre la economía (I) (Fotos) | Your SEO optimized title
Facebook Twitter Google +1     Admin
page contents

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris