Costa Sur de Mayabeque S.O.S

20130429065744-costa-sur.jpg

Por Andy Duardo Martín.

Mayabeque, Cuba - Alabados por su exuberante belleza a la llegada de los conquistadores españoles, y sometidos después durante siglos a la tala indiscriminada y otras agresiones del hombre, nuestros manglares ocupan hoy alrededor del 5 por ciento de la superficie del archipiélago cubano, y son los más representativos del Caribe insular.

Estos ecosistemas constituyen una suerte de primera línea de defensa de la costa, pues la protegen de la erosión provocada por el efecto combinado del viento y el oleaje, además de ser una efectiva barrera natural frente al progresivo incremento del nivel del mar y la salinidad.

También mitigan el impacto de los cada vez más frecuentes fenómenos hidrometeorológicos extremos, son un entorno ideal para el hábitat y la reproducción de numerosas especies de peces, crustáceos y moluscos, filtran los contaminantes, y contribuyen a la estabilidad física de la línea costera, además de ser valiosas reservas de madera.

Estas primeras apreciaciones dejan claro la importancia de los manglares para Mayabeque, provincia ubicada hacia el Sur de la Capital cubana, que posee costas al Norte y al Sur del territorio.

 Ya había escrito  que los manglares ocupan hoy alrededor del 5 por ciento de la superficie del archipiélago cubano, pero si lo reducimos al territorio costero esa cifra crece hasta más  del 70 por ciento de las costas cubanas y si de Mayabeque se trata existen 150 kilómetros de litoral.

 Los argumentos especializados siempre son bien recibidos, se fundamentan en estudios a profundidad, pero no hay que ser  un acérrimo investigador para saber que la costa sur de la provincia, tiene serios problemas medioambientales con la desaparición del mangle, apropiación de franjas de tierra por el mar, suciedad y una disminución de la biodiversidad marina y forestal.

 Esa área geográfica está amenazada por acciones ilegales que realizan personas inescrupulosas y por la responsabilidad de entidades en la tala indiscriminada de montes donde reina el patabán junto al mangle rojo y prieto, tan necesarias para mantener los ecosistemas.

A ello puedo agregar la extracción de arena sin el permiso adecuado y los vertimientos de residuales en el Golfo de Batabanó, principales causantes de esas anomalías, intensificadas de cuando en cuando por la ocurrencia de fenómenos meteorológicos.

Y añado. El deterioro también obedece a la pesca y la caza no autorizadas, que si bien disminuyen por acciones regulatorias, la presencia de guardabosques y autoridades del orden, es aún crítica.

El lado oscuro de la detracción está vinculado también al vertimiento que realizan varias entidades, en especial la dedicada a la cría de cerdos, cuyos residuos llegan por gravedad hasta el mar.

 Hay que hacer más en función  de eliminar y prevenir actitudes que ponen en riesgo la zona costera sur de la provincia de Mayabeque. Si a su llegada a estos lares  los conquistadores españoles alabaron la exuberante belleza, hoy en día la  alabanza se transforma en  llamado urgente a cuidar y proteger el litoral, algo así como hacer votos por la vida.

29/04/2013 00:57 mayabeque #. En Primera Persona

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



contador de visitas
Contador de visitas
diseño Web precio

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Costa Sur de Mayabeque S.O.S | Your SEO optimized title
Facebook Twitter Google +1     Admin
page contents

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris