El Congreso de los periodistas cubanos desde mi punto de vista

20130716081344-congreso-upec.jpg

 (See end the English versión)

Por Andy Duardo Martín

Mayabeque, Cuba - Nadie me lo dijo, tampoco lo vi en la televisión o lo escuché en la radio, yo estaba allí, en el Palacio de las Convenciones de la capital cubana, donde se realizó el Noveno Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).

Ya tenía la experiencia de la octava cita, hace cinco años, y como otros que también estuvieron en aquella ocasión, pude apreciar las diferencias entre uno y otro evento, aunque a decir de algunos delegados, y coincido, los problemas que ahora suscitaron el debate fueron los mismos, solo que esta vez existió una clara definición para que estos acuerdos sean chequeados de forma sistemática por el Comité Nacional de la UPEC, tal y como se dijeron, sin hipérboles agresivas o protectoras, pero sí aferrados a la más estricta verdad, verdad que llegó como instantánea de la historia de vida de los periodistas cubanos.

No puede existir un periodismo consecuente sin el respaldo claro y preciso de las fuentes de información. El secretismo, el rechazo a labor periodística, el temor a la crítica, el irrespeto a al RSB del Buró Político del Comité Central del Partido relativo a la eficacia informativa. Los dirigentes a cualquier nivel deben conocerse de memoria lo que está estipulado en estos menesteres y ver en los profesionales de la prensa a aliados que reconocen públicamente los logros o que resulven un problema determinado, muchas veces ignorado o insoluble para el Consejo de Dirección de una u otra entidad.

Del otro lado los periodistas. Están aquellos que se buscan una y otra vez problemas porque cumpliendo a cabalidad con sus funciones se convierten en colimadores de decisiones políticas y gubernamentales que amparan lo mal hecho, pero no se amilanan y siguen porque les ampara la razón. Otros han decidido replegarse, permanecer varados en el tiempo, como simples observadores-escritores que acuden a la autocensura, y eso, hace mucho más daño a la prensa que hoy hacemos.

Aquellos y otros, que no son todos, y dentro de todos una buena parte, ameritan plantar bien los pies sobre la tierra porque la historia que hoy protagonizan los cubanos es de profundos cambios económicos y sociales que tienen como objetivo salvaguardar las conquistas de la Revolución. Por eso se abren caminos tan necesarios como imprescindibles en la actividad productiva y de los servicios, sorteando las genocidas acciones del gobierno de los Estados Unidos, sustentadas en el bloqueo económico y financiero.

¿Qué implica este panorama para los periodistas cubanos?... mayor preparación y conocimiento, adentrarse en las raíces que sustentan los lineamientos económicos y los objetivos de la Primera Conferencia del Partido, investigar, profundizar, echar a un lado la endeblez , lo superfluo y banal, la información fría, esa que no dice nada. Implica también rescatar la creatividad, aprovechar los recursos de cada medio de comunicación.

En la radio puede que se esté transmitiendo la noticia del año, pero si el oyente no percibe las imágenes estamos desaprovechando esa magia propia del medio, si en la televisión no logramos armonizar de forma inteligente y atrayente, imagen, voz y sonido se pierde ese encanto que atrapa al receptor frente a la pantalla, si en nuestro periódico no se aprovechan al máximo las bondades que aporta el periodismo escrito, si no somos capaces de adherir a los lectores a los textos, si dejamos a la vera del camino la redacción fluida y seductora, si las fotos que usamos no confirman la historia que narramos, muy pocos aprovecharán las grandes ventajas de este medio, volverlo a leer una y otra vez, guardarlo en lugar propio para cuando lo necesitemos, una suerte de máquina del tiempo que nos permite ir al pasado y regresar.

Yo diría que no solo es preciso, sino urgente, que nos dejemos llevar por los recursos que hacen de nuestros medios uno solo por los objetivos y diferentes por las cualidades y sortilegios que poseen. Nos enfrentamos a la competencia que significan las fuentes alternativas, proveedoras de productos foráneos hechos con alta tecnología, llamativos, seudoculturales muchas veces, pero con seguidores, portadoras de costumbres, tradiciones e idiosincrasias ajenas, que penetran en la conciencia de los consumidores. Contrarrestar esa realidad significa construir agendas mediáticas más atemperadas a nuestra realidad, donde se le de curso a las orientaciones que llegan desde el Partido, el gobierno, el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), pero donde hay que tener en cuenta, necesariamente, los intereses de los periodistas y del pueblo: televidentes, radioyentes y lectores no pueden continuar al margen de los diseños editoriales y los planes temáticos.

El Noveno Congreso de los periodistas cubanos también fue una cita para hablar de las necesidades materiales del sector. Lograr un periodismo instantáneo, término que va más allá de lo inmediato, implica tecnologías y medios que están lejos de nuestro alcance por las razones económicas sabidas. Se han hecho esfuerzos importantes que han dotado a los medios, fundamentalmente a la radio y la televisión de cámaras, grabadoras, baterías y otros soportes técnicos que facilitan un mejor trabajo, pero lejos todavía de las necesidades reales.

De esta manera quizás no logremos lo instantáneo, pero sí lo inmediato, como hasta ahora, pero con mayor sagacidad y tino periodístico. Y hablo de sagacidad y tino periodístico porque como quedó bien claro en el Congreso, no podemos seguir esperando que fuentes alterativas o oficiales extranjeras difundan primero que nosotros lo que acontece en el país. El incendio en la gasolinera de Santiago de Cuba, la inundación en el Poblado de Vegas, los casos de cólera y otros hechos de trascendencia, no pueden seguir acuñados con el sello de lo prohibido para dar paso a notas oficiales que más que informar, desinforman.

El tema de los bajos salarios que reciben los periodistas cubanos estuvo presente en varias intervenciones e implícita de manera indirecta en otras. El personal de prensa sigue siendo el de más bajo salario en los medios de comunicación, con mayor incidencia en la Radio y la Televisión, una realidad que contradice la importancia sector en la defensa de nuestra sociedad, de los valores y convicciones, se trata de un gremio que siempre ha estado al lado de la Revolución, pero que poco a poco se va deprimiendo ante la salida definitiva de personal hacia otros actividades mejor remuneradas. De momento el país no puede asumir gastos de esa naturaleza.

Existen otros sectores que también ameritan de incrementos salariales y se realizan acciones que tienen como principal finalidad poner fin a la doble circulación monetaria, dijo el miembro del Buró Político y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz Canel, quien añadió además que la economía cubana muestra signos de fortalecimiento, pero habrá que esperar que se consolide en tanto circule un solo tipo de dinero.

Por eso decía que el Noveno Congreso de los Periodistas Cubanos se caracterizó por la claridad en los criterios, porque los problemas se plantearon sin vendas ni ambages, quizás algunos de ellos se reiteraron en comparación con otras citas, pero ahora se fue límpido en los argumentos, escabrosos quizás en años anteriores, en tanto también se abordaron aspectos nuevos y trascendentes vinculados al funcionamiento eficiente del sector de prensa. Ya están definidas las líneas de trabajo de la UPEC hasta el 2018, son portadoras de los anhelos de la membrecía y cuentan con una definición precisa de lo que se debe hacer para dar seguimiento a todos los planteamientos que se hicieron en el Congreso y dar continuidad a un periodismo que su mayor pasión sea la verdad.

……………………..

The Congress of the Cuban journalists from my point of view By Andy Duardo Martin No one told me, not what I saw on TV or heard on the radio, I was there, in the Palace of Conventions in Havana, which hosted the Ninth Congress of the Union of Journalists of Cuba (UPEC). I already had the experience of the eighth round, five years ago, and like others who were also at that time, I could see the differences between one and another event, but according to some delegates, and I agree, the issues now raised the debate were the same, only this time there was a clear definition for these agreements are systematically checked by the National Committee of UPEC, as said, without hyperbole aggressive or protective, but clinging to the strictest truth, truth which came as instant life history of Cuban journalists. Journalism can not exist without the support resulting clear and accurate information sources. The secrecy, journalism rejection, fear of criticism, disrespect for the RSB of the Political Bureau of the Party Central Committee on informational efficiency. Leaders at all levels must know by heart what is stipulated in these matters and see in the media professionals to publicly acknowledge allies achievements or solve a particular problem, often ignored or insoluble for the Board of Directors of or other entity. Across reporters. There are those who seek again and again problems because fully complying with their duties collimators become political and governmental decisions that protect it wrong, but is not daunted and continue because it protects the right. Others have decided to withdraw, remain stranded in time, as mere observers, writers who come to self-censorship, and that, does more harm to the press we do today. Those and others are all, and in all a good deal, deserve feet well planted on the ground because the story starring Cubans today is of profound economic and social changes that aim to safeguard the gains of the Revolution. So open roads as necessary as essential in productive activities and services, avoiding the genocidal actions of the government of the United States, sustained by the economic and financial. What does this scenario for Cuban journalists? ... more preparation and knowledge, deep into the roots that sustain the economic guidelines and objectives of the First Conference of the Party, investigate further, pushing aside the weakness, the superfluous and banal, cold information, that does not say anything. Rescue also implies creativity, leverage the resources of each media. On the radio can you are radiating the news of the year, but if the listener does not receive the images we are wasting this magic own the media, if we fail on TV harmonize intelligently and attractive, image, voice and sound that is lost spell that traps the viewer in front of the screen, if in our paper not being used to maximum advantage provided by the journalism, if we fail to adhere to the readers to texts, if we leave the roadside smooth writing and seductive, if the photos we use do not confirm the story we tell, very few take advantage of the great advantages of this medium, re-read again and again, keep in place for when you need to own, a sort of time machine that we lets go back and return. I would say not only necessary, but urgent, we get carried away by the resources that make our one means by the objectives and different from the qualities and spells they have. We face competition from alternative sources mean, providers of foreign products made with high-tech, flashy, often pseudo-cultural, but with followers, carrying customs, traditions and idiosyncrasies of others, which penetrate the consciousness of consumers. Countering that reality means building more tempered media agendas to our reality, where you will be taken on the guidance coming from the Party, the government, the ICRT, but where you have to take into account necessarily the interests of journalists and people, viewers, listeners and readers can not go outside the editorial design and thematic plans. The Ninth Congress of the Cuban journalists was also an appointment to discuss the material needs of the sector. Achieve instant journalism, a term that goes beyond the immediate, involves technologies and media that are beyond our reach for the economic reasons known. There have been important efforts have provided the media, mainly radio and television cameras, recorders, batteries and other technical support to facilitate a better job, but still far from the real needs. In this way we achieve may not instantaneous, but the immediate, as before, but with greater wisdom and skill of journalism. And speaking of journalistic acumen and skill because as was made clear in Congress, we can not keep waiting for alterative sources or foreign official first we disseminate what is happening in the country. The fire at the gas station in Santiago de Cuba, the flooding in the Town of Vegas, cases of cholera and other facts of importance, can no longer minted with the seal of the forbidden to make way for official notes rather than inform, misinform . The issue of low salaries Cuban journalists attended several interventions and implied indirectly in others. Press staff remains the lowest wage in media, with higher incidence in the Radio and Television, a reality that contradicts the defense sector importance in our society, values and beliefs, it is a guild that has always been on the side of the Revolution, but little by little depressed before the final departure of staff to other more rewarding activities. At the moment the country can not bear the costs of that nature. There are other sectors that also merit salary increases and perform actions whose main purpose to end the dual circulation, said Politburo member and First Vice President of the Councils of State and Ministers, Miguel Diaz Canel, adding further that the Cuban economy shows signs of strengthening, but will have to wait to consolidate circle while one type of money So said the Ninth Congress of the Cuban Journalists was characterized by clear criteria, because the problems were raised without bandages or hesitations, maybe some of them were repeated compared to other appointments, but now it was limpid in the arguments , gory perhaps in previous years, while also addressed new and important aspects related to the efficient functioning of the press sector. Are already defined lines UPEC work until 2018, are carrying the hopes of membership and have a precise definition of what should be done to follow up on all the statements that were made in Congress and journalism to continue his greatest passion is the truth.

16/07/2013 01:13 mayabeque #.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



contador de visitas
Contador de visitas
diseño Web precio

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
El Congreso de los periodistas cubanos desde mi punto de vista | Your SEO optimized title
Facebook Twitter Google +1     Admin
page contents

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris