Las huellas imborrables que marcan el camino

20110121063114-microfono.jpg

 

Por Andy Duardo Martín

La fecha del 8 de enero de dos mil once marca el nacimiento de  Radio Mayabeque, emisora que surge como resultado de la división político administrativa de La Habana, ahora multiplicada en dos nuevas provincias: Artemisa y Mayabeque.                                                              

La alborada es comparable con esos árboles  asentados sobre una fértil llanura, de donde extraen los nutrientes para ensanchar sus ramas y cobijar bajo su sombra a quienes siempre los han cuidado y a los que a partir de ahora también tendrán un lugar seguro bajo los follajes verdes.                                                                                 

 Así, como esos árboles que  expanden sus ramas a lugares cercanos, Radio Mayabeque  multiplicará sonidos. Con nosotros aquellos que acompañaron a Radio Güines durante cuatro décadas y los oyentes que ahora se incorporan para entregarnos el color rojo de las tierras de Quivicán, el sortilegio de las Charangas e Bejucal, el ambiente capitalino de San José de las Lajas, los encantos de Jaruco, ciudad condal,  las aguas límpidas de los manantiales de Madruga y el sabor del Havana Club Santacruceño.                                                        

 Las costumbres, la pasión por lo nuestro, los sueños, la libertad, nos unen. Junto a todos también estará la radio, la del Mayabeque, la que transitará asida a la verdad, la objetividad, convirtiendo en protagonistas a quienes, sin demora, se entregan por entero al cultivo de la Patria.                                                

Los que ahora hacen realidad las transmisiones de Radio Mayabeque tienen ante sí un reto: hacer latir la nueva emisora llevando  bien adentro las experiencias, enseñanzas y los triunfos de una  planta comunitaria que supo adentrarse en el corazón de sus seguidores, que creció por sí misma, un colectivo de trabajadores que más allá de los halagos y los vítores se  entregó al trabajo y a su gente.                                                  

Radio Güines será recordada siempre como esa pequeña estación  que con muy poco supo hacer  grandes cosas, hasta convertirse en ejemplo de la radiodifusión cubana. Los que desde la radio asistimos hoy al nacimiento de Radio Mayabeque no podremos olvidar jamás las huellas imborrables con que marcamos el camino.

Sobre ellas transitarán los realizadores y periodistas de ayer, que son los de hoy, con la misma pasión y desvelos de antes, para entregar a la audiencia una programación de alta calidad, vivo reflejo de un acontecer que se transforma para bien de todos.                    

La historia  no termina, cambia de nombre. Se ensancha y enriquece. La invitación se mantiene: seguir juntos para abrazarnos cada amanecer, como buenos amigos.

 

 

 

 

 

 

21/01/2011 00:31 mayabeque #. Cultura

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



contador de visitas
Contador de visitas
diseño Web precio

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Las huellas imborrables que marcan el camino | Your SEO optimized title
Facebook Twitter Google +1     Admin
page contents

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris